Noticias

1 octubre, 2018

La experiencia de Irene y Enrique en Tanakla, India

Tan importante es apostar por la educación de la infancia como apoyar programas de formación de formadores. Y es que las maestras en las guarderías son la clave para que los peques reciban el mejor aprendizaje desde su más tierna infancia. Descubre cómo Irene y Enrique, dos formadores zaragozanos, nos echaron una mano con su voluntariado en la guardería que financiamos en Tanakla, India.

El pasado 12 de agosto dos zaragozanos especialistas en docencia, Irene y Enrique, partieron a la India para comenzar su experiencia de voluntariado. Su labor consistiría en apoyar a las profesoras de la guardería que financiamos en Tanakla mediante un proyecto de formación de formadores.

Tendrían por delante dos semanas para enseñar a las maestras varias técnicas en docencia que ellas luego aplicarán con los niños/as. Horas y horas de clase que las profesoras recibieron con todas sus ganas e ilusión cada jornada al finalizar el horario lectivo del centro escolar. En total fueron tres maestras y dos hermanas que también participaron en la formación de forma regular.

Alumnos de la guardería Jagruti Kendra KG School

Enrique e Irene se sintieron muy arropados y así nos lo cuentan: “El trato y atención recibidos por parte de las hermanas fue extraordinario, mostrando siempre un gran interés por nuestro bienestar y completa disponibilidad hacia nuestras sugerencias formativas”.

Ambos diseñaron un programa de formación detallado para el aula bilingüe: “Las actividades organizadas fueron recibidas muy positivamente por las cinco maestras, que participaron en las dinámicas de manera muy activa y con gran motivación”.

Irene y las maestras en una actividad de formación

Buena parte de esta técnicas que les enseñaron pusieron foco en una mejora de la pronunciación en inglés, siguiendo el método sintético denominado Jolly Phonics. Para ello, fue necesario familiarizar a las maestras con este sistema fonológico y sus reglas básicas, de manera que pudieran servir de modelo lingüístico para sus alumnos/as. Tal y como cuentan ambos formadores: “Para posibilitar que las maestras pudieran seguir mejorando diseñamos un manual de pronunciación en inglés con ejercicios en formato .mp3 insertados en el texto mediante hipervínculos”.

Además, Irene y Enrique pusieron en marcha distintas estrategias y actividades docentes que pudieran servir de modelo para el futuro como, por ejemplo: canciones, rimas, dramatización, gestión eficaz del aula e interacción con los/as alumnos/as.

Enrique con las maestras y los alumnos, días previos a su partida

Durante su estancia, detectaron la necesidad de conseguir la permanencia del profesorado para dar mayor estabilidad a la propuesta docente y coherencia al programa de formación de formadores. “Según se nos explicó, resulta muy difícil atraer a profesorado con formación universitaria por la distancia que separa a Tanakla de las ciudades circundantes”, nos comentan Enrique e Irene.

Irene y Enrique con un niño de la guardería

Desde la Fundación Isabel Martín agradecemos la inmensa labor, esfuerzo y entusiasmo de ambos voluntarios. Esperamos de corazón que haya sido una experiencia enriquecedora e inolvidable.

Si quieres ayudarnos y tener tu experiencia de voluntariado, no dudes en ponerte en contacto con nosotras.