Noticias

7 febrero, 2018

Sara Gutiérrez, Reponsable de Proyectos de la Fundación Isabel Martín

Lleva desde el 1 de diciembre del año pasado trabajando con nosotros y contagiándonos esa sonrisa permanente que tiene en la cara. Nuestra nueva compañera, Sara Gutiérrez, ha llegado a la Fundación con unas ganas enormes de aportar sus conocimientos en Cooperación al Desarrollo en pro del empoderamiento de las mujeres y la infancia desprotegida. ¡Bienvenida!

Hoy os presentamos a Sara Gutiérrez Castiñeiras, nuestra nueva Responsable de Proyectos. Lleva ya trabajando con nosotros más de dos meses pero aún no la conocíais oficialmente… ¡Conócela un poquito más!

 

  • Profesionalmente hablando, ¿nos cuentas sobre ti?

Soy licenciada en Historia del Arte, la vida da muchas vueltas (se ríe). Hice un máster en restauración arquitectónica pero coincidió que tenía muchas ganas de salir de España y decidí con mi marido irnos a Inglaterra. Cuando volví encontré trabajo en una empresa que hace proyectos museográficos y yo llevaba toda la parte de financiación de los proyectos. En aquella época en España había muchísimos museos y no estaban planteados con proyectos de base, era todo dinero, dinero, dinero y quise salir de ahí. Decidí no dejar la parte de cultura e hice un curso de Proyectos Culturales y uno de los profesores era el director de una consultora de turismo. Eso fue tremendo, tuve que ponerme al día de todo lo que era turismo sostenible, turismo responsable… Además, ellos necesitaban a alguien que viajara mucho…

  • ¿Qué tal eso de viajar en este contexto? 

Esa parte es genial, al final es lo más bonito del trabajo. Conocer a la gente, sus realidades. Fue mi primer contacto con temas de Cooperación al Desarrollo, mucha frustración, alegrías… De todo…

  • De todos los países donde estuviste, ¿cuál te impacto más?

Positivamente, Brasil, sin duda. La gente es muy acogedora. Yo iba todos los días a trabajar a la Secretaría de Estado y todos los días una sonrisa, me invitaban a sus planes, me sentía muy protegida, gente que no me conocía de nada me llevaba a conciertos, fue una experiencia chulísima. En general, en Latinoamérica la gente es muy cercana y, por ejemplo, en Honduras, donde tienes San Pedro Sur, uno de los lugares más peligrosos del mundo, yo no tenía miedo. Tenía más miedo a las balas perdidas, porque allí todo el mundo va armado, que otra cosa. Allí eran muy protectores y te cuidaban mucho. 

  • ¿Por qué te animaste a participar en nuestro proceso de selección? (Sara es natural de Madrid y vive actualmente en Lérida)

El proyecto me encantó y me estaba costando encontrar algo en Madrid o Barcelona. Por mi perfil me parecía que podía aportar mucho por mi experiencia y el proyecto me gusta. Es verdad que yo tenía más experiencia en turismo pero en este sector hay muchísimas cooperativas de mujeres de turismo rural y, de hecho, es algo en lo que se está trabajando mucho en turismo, el papel de la mujer. 

  • Para ser responsable de proyectos de una ONG, ¿qué no debe faltar?

Humildad y respecto. Estamos allí para ayudarles pero, a la vez, ellos nos enseñan muchísimo. Sobre todo, intentar asesorarte y aprender de la gente que está allí viviendo sus realidades. Es lo que se llama filantropía comunitaria.

    • ¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo?

Viajar es apasionante, me gusta ver in situ que los proyectos salen adelante. Aquí, por ejemplo, el tema de Creative Handicrafts es una pasada, ese éxito no te lo encuentras. Yo he estado en sitios donde el 90% de los proyectos ha fracasado por falta de fondos públicos, de seguimiento, de implicación de las administraciones públicas… El éxito de Creative es increíble y ver que salen adelante es lo que más te satisface.

      • Defínete en una sola palabra…

Empática, definitivamente.

      • Si no hubieras trabajado en Cooperación al Desarrollo, ¿dónde estarías?

Estaría en algo relacionado con proyectos seguro, en algo para ayudar, por ejemplo, trabajo social me hubiera gustado.

      • Un libro, una película, una canción…

Libro… La sonrisa etrusca.

Película… No te lo vas a creer pero no me gusta nada el cine (risas). Guardo un recuerdo muy bonito de “Love Actually” de la época en la que viví en Inglaterra.

Una canción… Me gusta mucho la música clásica. El Réquiem de Mozart.

      • ¿Cómo ves a Zaragoza y a los/as zaragonanos/as?

Muy bien, es una ciudad no tan grande como Madrid, muy cómoda y con todos los servicios de una ciudad grande. ¿Los/as zaragozanos/as? (se ríe). Conozco a muy pocos, a vosotros/as… ¡muy majos/as! (risas, risas). Creo que sois muy acogedores y abiertos.