Noticias

29 mayo, 2017

Últimas noticias de la pésima situación en Venezuela, Costa de Marfil y RD Congo

Las contrapartes de la Fundación Isabel Martín no siempre nos dan buenas noticias. Junto a la alegría que les da recibir los apoyos, de vivir junto a las beneficiarias los logros obtenidos y ver los resultados que ha dado el empeño aportado, se une también a las desidias y conflictos violentos que tienen que vivir en su lugar de residencia; en este caso: Venezuela, Costa de Marfil y RD Congo.

Los rebeldes controlan todas las salidas. Costa de Marfil.Los rebeldes controlan todas las salidas. Costa de Marfil.

Prácticamente en la misma semana llegan a la Fundación Isabel Martín tres noticias desgarradoras. De esas que hacen que se te encoja el estómago y se te estremezca el corazón. De esas que vives con impotencia y, sobre todo, con miedo por lo que relatan las personas afectadas. Precisamente, una de ellas, es Jeannette Makenga, Misionera de Cristo Jesús que lleva 21 años en Venezuela y trabaja en un barrio en las afueras de Maracaibo. Es coordinadora del Centro de Promoción Integral del Niño (CEPIN), programa que apoya la Fundación, donde les aportan formación y recuperación nutricional, entre otras actividades. Además, apoya a las mujeres más vulnerables y a los refugiados que llegan de Colombia a Venezuela, ya que también trabaja en el Servicio Jesuita a Refugiados.

Ella, una vez más, es la que nos pone al corriente de la grave situación que están sufriendo en Venezuela. Para contextualizar el problema, os animamos a que leáis la entrevista que se le realizó el pasado 27 de enero y en la que cuenta por qué en Venezuela se ha llegado a ese difícil escenario.

Cada día viven una situación diferente y tienen ese ‘factor sorpresa’ tan temido. Esto es lo que nos comenta Jeannette:

“Hay detonaciones por todas partes”

 

“He salido de casa (en Maracaibo) y estoy entre fuego. Tengo miedo en el cuerpo. Espero que se calme esto y pueda regresar a casa. Hay disturbios”. Parece ser que grupos de encapuchados cerraron las calles con barricadas, basura y ruedas quemadas.

Las noticias en Costa de Marfil tampoco son buenas. Así nos lo hace saber Ramón Lázaro, superior de los Misioneros de la Consolata en Costa de Marfil, donde en los últimos días la Fundación ha enviado apoyo para la compra de una ambulancia que preste servicio  en un Centro de Salud en Dianra, con el fin de atender las urgencias médicas que precisan evacuación: mujeres con partos de riesgo, transfusiones de sangre y personas accidentadas.

Ambulancia financiada por la Fundación Isabel Martín Ambulancia financiada por la Fundación Isabel Martín. Dianra, Costa de Marfil.

Ramón Lázaro nos remite este escrito:

“Los rebeldes controlan todas las salidas y roban los coches”

 

“Hoy nuestros queridos ex-rebeldes han querido prepararnos otra ingrata sorpresa. Mientras ayer un grupo de ellos aparecía en la televisión pidiendo perdón, hoy se han alzado en armas en Bouaké, Abidjan, Man, Korhogo y Odienné. Dos consolatos que estaban de viaje han sido amenazados con quitarles el coche y han tenido que pagar entre 15 y 30 euros en cada uno de los puestos de control que han establecido. Así que ya han paralizado de nuevo el país y estamos en ascuas. Por la noche ha salido el jefe del estado mayor diciendo que habrá sanciones severas, pero por el momento lo que hay es falta de libertad, mucho cabreo y agotamiento. Solo saben empuñar las armas y pedir millones sin conocimiento y no se dan cuenta o no quieren darse cuenta que el precio del cacao ha caído en picado desde noviembre y este producto representa el 40% del PIB, aproximadamente.

El edificio que se ve al final del vídeo es la catedral de Abidjan y las torres son la ciudad administrativa donde hay varios ministerios. El vídeo está grabado desde el edificio de la BAD, la Banca Africana de Desarrollo.

Las noticias del centro del país no son buenas. En Bouaké, los rebeldes controlan todas las salidas, roban los coches 4×4 e incluso han robado un camión cisterna para abastecerse de gasolina. Tiran al aire, aunque han herido a un de padre de familia que tiene cinco hijos. En Séguéla, el servicio de aduanas y de proteger la vegetación ha abandonado sus motos y armas ante la llegada de rebeldes. En Man también ha habido problemas y en el norte, en Korhogo.  En Abidjan ha habido tiros en el cuartel de Akouedo, en el nordeste de la capital.

Se empiezan a escuchar voces diciendo si se trata de un simple descontento de ex-rebeldes porque no les pagan lo que les han prometido, o si se trata del inicio de una nueva rebelión. Esperemos que no.

Hoy, una mujer tenía que ser evacuada de Dianra  para dar a luz con la ambulancia que la Fundación Isabel Martín nos ha ayudado a comprar.
Antes de ponerse en viaje se informaron de la situación en Korhogo y se enteraron que la ambulancia de Mankono, la capital de nuestro distrito sanitario, había sido bloqueada por los amotinados.
Así que la evacuaron a Mankono y ha podido dar a luz sin problemas. Lo que habéis hecho ha sido maravilloso.
Ahora nos toca a nosotros ser prudentes porque la situación es confusa y puede degenerar en robos y demás.

La situación no está tranquila. Prácticamente todo el país está bloqueado y no está bajo control. Hay militares en todos los rincones.

Tenemos a dos consolatos con dos jóvenes en formación bloqueados en Soubré, al suroeste del país. Los hermanos del norte están bien aunque ni siquiera las ambulancias pueden circular”.

Por último, Maritza Cubilete, Misionera Dominica, amiga de la Fundación Isabel Martín, nos comentó hace unos días que había recibido muy malas noticias de la República Democrática del Congo: “Ha habido revuelta en la cárcel y en las calles, hay más de 30 muertos”.